Economía creativa

La economía creativa no sólo es la protección y fomento para industrias creativas sustentables y sostenibles, sino que también es un instrumento de valoración de lo territorial (saberes locales, saber-hacer). La economía creativa es un potenciador de la innovación y el desarrollo local, y busca la inserción y protección en la economía de los bienes culturales, como también fomentar el turismo cultural.

¿Qué dice la Constitución vigente?

La Constitución considera el “derecho a desarrollar cualquiera actividad económica que no sea contraria a la moral, al orden público o a la seguridad nacional, respetando las normas legales que la regulen”.

“Además, la constitución consagra la libertad de crear y difundir las artes, así como el derecho del autor sobre sus creaciones intelectuales y artísticas de cualquier especie, por el tiempo que señale la ley y que no será inferior al de la vida del titular”.

La ley 21.045, que crea al Ministerio de las Culturas, las Artes y el Patrimonio incluye dentro de sus funciones el fomentar el desarrollo de las industrias y de la economía creativa, contribuyendo en los procesos de inserción en circuitos y servicios de circulación y difusión, para el surgimiento y fortalecimiento del emprendimiento creativo tanto a nivel local, regional, nacional e internacional.

Si quieres revisar material y documentos complementarios que puedan entregarte información adicional sobre esta temática, haz click en los siguientes enlaces: